Historia

A punto de cumplir cien años, el Steam Ship Sudan es el último testigo de la navegación por el Nilo en la Belle Epoque. En su estela, flota el espíritu visionario de Thomás Cook, y la historia de los cruceros por el río.

1869 La inauguración del canal de Suez abre la vía al transporte marítimo entre Europa y Asia, beneficiando a la economía y al turismo de Egipto. Thomas Cook, empresario británico visionario, apuesta entonces por este país que mezcla milenios de historia con una forma de vida única. Convencido de que este potencial atraería a la aristocracia británica, Cook y su hijo (Cook & Son) organizan el primer crucero en un barco de vapor alquilado al jedive, el virrey de Egipto.

1876 Egipto pasa a ser protectorado británico y Cook desarrolla sus viajes por el Nilo. En 1880, obtiene la concesión de toda la navegación turística. En 1884, sus barcos son requisados para la campaña militar de Sudán y regresan deteriorados. El británico aprovecha la oportunidad para lanzar su propia flota con un primer escuadrón de vapores. El Prince Abbas, el Tewfik y el Rameses se fabrican en piezas sueltas en Escocia y luego se ensamblan en El Cairo.

1899 Cook amplía su imperio en las orillas del Nilo con la construcción de un hotel, el Old Cataract, en Asuán, destinado a alojar a los turistas de los cruceros entonces tenían que hacer escala para llegar a los templos de la Alta Nubia en otro barco. La presa de Asuán inaugurada en 1902 cambia este hecho y el número de viajeros aumenta constantemente.

1911-1921 Se crea una nueva flotilla de vapores Cook compuesta por el Egypt, el Arabia y el Sudan. Más rápidos, reducen a 20 días la duración de un crucero El Cairo-Asuán. La afluencia a bordo de ladies and gentlemen se intensifica.

1922-1935 El turismo fluvial y el Sudan y disfrutan de días felices sobre el Nilo. Diplomáticos, hombres de negocios y arqueólogos navegan al descubrimiento de Egipto y sus monumentos. En 1933, Agatha Christie, acompaña a su marido, entonces en misión arqueológica, a bordo del barco. Durante este viaje, la novelista encuentra la inspiración para su obra Muerte en el Nilo.

1939-1991 La Segunda Guerra Mundial marca el fin del turismo en Egipto. El Sudan se deja en el muelle durante más de 50 años. A comienzos de la década de los 90, frente a la democratización del turismo y el nuevo boom de los cruceros por el Nilo, un armador egipcio vuelve a ponerlo en explotación por cuenta de un tour-operador alemán pero, más tarde, el barco se abandona de nuevo.

2000 Dos directivos de Voyageurs du Monde descubren un Sudan en mal estado. Se asocian con el armador egipcio y, al cabo de 6 meses de reparaciones, el barco es botado de nuevo.

2006 Voyageurs du Monde adquiere la totalidad de los pedidos del buque. Se realizan trabajos importantes para modernizarlo y restaurar su caché de antaño. El Steam Ship Sudan vuelve a la corriente del Nilo y reanuda su historia.

2011 En junio, el barco fue puesto en dique seco (como cada 4 años) para una revisión general. Este año la maquinaria se renovó en su totalidad, optimizando significativamente el consumo energético y la insonorización. Se mejoraron las cocinas y, paralelamente, se está creando una gran huerta biológica en las orillas del Nilo para aprovisionar el restaurante.

Precios y reservaciones